pruebas-de-esqui-alpino

¿Qué modalidades de esquí existen?

¿Conoces las diferentes modalidades de esquí? Probablemente, si eres un aficionado de este deporte o tienes pensado visitar alguna de las estaciones en la provincia de Huesca, en alguna ocasión te has preguntado por esta práctica. ¡Te contamos todas las claves al respecto!

El esquí alpino

El esquí alpino es la modalidad por excelencia, la más practicada y conocida como «esquí de pista». Se diferencia del resto en el material que utilizamos para su práctica y en la forma de desplazarnos con él. La bota es bastante rígida, con diferentes índices de flexión a elegir en función de nuestro nivel de esquí, y va sujeta tanto delante como detrás en la fijación. El esquí suele tener una diferencia de cotas muy marcada, es decir, una forma carving exagerada. En función de nuestra forma de esquiar o de la finalidad que queramos darle a nuestros esquís, podemos elegirlo con diferencias de cotas mayores o menores. Las cotas son las anchuras del esquí en sus tres principales partes: espátula, patín y cola. Cuanto mayor diferencia de cotas, menor radio de giro y, por consiguiente, más «juguetón» el esquí. A menor diferencia de cotas, más recto es el esquí y más orientado a giros largos que nos darán mayor velocidad.

Además, el esquí alpino se caracteriza por la ejecución de giros alternativos a derecha e izquierda con el objetivo de poder mantener la velocidad durante todo el descenso. Sin embargo, el nivel de velocidad varía en función de la técnica con la que nos desplacemos; si derrapamos los esquís iremos a menor velocidad que si nos desplazamos sobre el canto, es decir, conduciéndolos.

¿Cuáles son las modalidades de esquí alpino?

El esquí tiene diferentes modalidades de entre las que resumimos 3 modalidades diferentes al esquí alpino: telemark, esquí de fondo y esquí de montaña.

¡Toma papel y boli! A continuación, te presentamos cuáles son las modalidades de esquí que puedes animarte a disfrutar en las pistas de nieve.

❖   Esquí de Fondo

Podríamos decir que el esquí de fondo es el que da origen al resto de modalidades de esquí. Es la evolución actual del esquí más primitivo del que se tiene registro, que data de más de 5.000 años de antigüedad. Los primeros fondistas se ataban los pies a huesos de animales para poder desplazarse sobre la nieve en las regiones más septentrionales de Europa. Fueron los noruegos quienes, a mitad del S.XIX se encargaron de transformar este medio de transporte en un deporte o forma de ocio y nacieron así los primeros concursos. Es en Chamonix, en 1924, cuando el esquí de fondo debuta en los juegos olímpicos.

Con una bota ligera y esquís largos y estrechos, enganchamos solo la puntera para dejar el talón suelto y dar libertad al pie para poder moverse y hacer avanzar el esquí. En sus dos modalidades, clásica y de patinador, el practicante debe desplazarse por pendientes ligeras lo más rápido posible.

❖   Telemark

Otra de las modalidades de esquí es el Telemark, siendo esta modalidad la primera evolución del esquí de fondo hacia el esquí alpino. Fue un noruego llamado Sondre Norheim quien, en una competición realizó una serie de giros mediante una flexión de la rodilla interior y haciendo avanzar el esquí exterior. Con esta técnica se consiguió girar en pendientes y, en consecuencia, poder controlar la velocidad de descenso. Dicha prueba se realizó en Telemark, Noruega, y de ahí nació el nombre de dicha modalidad.

telemark

Se trata de una fijación en la que solo queda fija al esquí la parte delantera de la bota. Ésta tiene puede tener una zona flexible a la altura de los metacarpianos para poder facilitar la flexión de la rodilla y levantar con facilidad el talón dejando la puntera bien sujeta. Es una modalidad muy elegante en la que, con un gran nivel de práctica, pueden obtenerse espectaculares inclinaciones del cuerpo durante la conducción. En su origen, el telemark se realizaba con un solo bastón largo, pero su adaptación moderna utiliza dos bastones, igual que podemos encontrar en cualquier modalidad de esquí, con las diferencias específicas de cada una de ellas: bastones más largos o cortos, más ligeros o pesados, de un solo tramo o varios tramos, etc.

❖   Esquí de montaña

El esquí de montaña, también conocido como esquí de travesía, es una modalidad cada vez más practicada puesto que permite al esquiador descender montañas sin depender de las instalaciones de las estaciones de esquí. Los practicantes huyen de las masificaciones que se producen en las estaciones y buscan lugares más «exclusivos» donde el vínculo con la montaña es más natural y profundo.

Para su práctica necesitamos un equipo más ligero que el de esquí alpino y, generalmente, unos esquís con cotas más anchas para proporcionar mayor flotabilidad al esquiador sobre la nieve «virgen». Para ascender enganchamos la bota al esquí solamente en su parte frontal, dejando libre el talón. Utilizamos unas pieles de foca, unas alfombrillas que se pegan y se sujetan a la suela del esquí, y que permiten deslizarlo en sentido ascendente y que lo bloquean en la nieve evitar el retroceso. Una vez alcanzada la cima u objetivo, retiramos dichas pieles y bloqueamos el talón de la bota en la fijación. De esta forma, quedamos bien sujetos al esquí para poder descender esquiando normalmente.

También hay quienes realizan esquí de montaña con fijaciones de telemark para descender esquiando con esta modalidad!

Esperamos que este artículo sobre las modalidades de esquí te ayude a distinguirlas con facilidad y animarte a practicarlas todas!

Desde Terreno Alpino ofrecemos clases particulares de esquí alpino en las conocidas estaciones de Astún y Candanchú en Huesca, ajustadas a tus necesidades ¡Contáctanos para más información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *